FORTALEZA DEL MONTE HACHO

FORTALEZA DEL MONTE HACHO DE CEUTA

Fortaleza del Monte Hacho

Se sitúa sobre el monte Hacho, a unos 190 metros de altura y 800 de distancia del casco urbano de Ceuta contando con un perímetro aproximado de 1.550 metros y una superficie de 108.291 metros cuadrados. Según algunos autores, fue construida originalmente por los romanos durante los primeros siglos de nuestra Era y luego restaurada, ampliada y mejorada por los bizantinos del emperador Justiniano I (año 531) quien envió al más insigne de sus generales , Belisario, con la misión de destruir el imperio de los Vándalos en el Norte de África.

En el años 709, los árabes de Muza reciben intacta la Ceuta visigoda, gracias a la traición del Conde D. Julián. Desde entonces hasta 1415, permaneció la ciudad bajo poder musulmán, conociendo dos periodos:

Uno de esplendor hasta 1149. Ya en el siglo X se construyó en lo alto una Mezquita con casa y cementerio anexo. En el siglo XI se completaron aquellas construcciones un un bastión o calahorra, semejante a un pequeño palacio (en el alto del Vigía), y, asimismo, se instalaron dentro del recinto, silos, otros cementerios, cuarteles, campos de tiro de arcos y ballesta, observatorio, etc.)

Otro de destrucción y abandono entre 1149 y 1415. Cuando el Sultán Abdelmumen, enfurecido por la tenaz resistencia de sus antecesores almorávides ordenó que “se esparciese a los supervivientes por Bervería y se destruyese la ciudad totalmente declarándola lugar desierto y prohibiendo fuese poblada mientras él viviese. Las consecuencias del terrible episodio para la fortaleza del Hacho, fueron la destrucción de todas las obras interiores y derribo de unos 500 metros de muralla. Esto la dejó inservible y sin valor militar alguno. En 1309, hubo un tímido intento de restauración por parte de los granadinos, que entonces dominaban Ceuta, pero la rápida conquista del Suyltán merinita de Fez, Abu Rebiaa, aliado de Jaime II de Aragón, paralizó rápidamente las obras.

Cuando los portugueses conquistan Ceuta en 1415 la encuentran semiderruida e inservible y así la conservaron.

Sus herederos españoles persistieron en su abandono hasta 1771. En ese año dieron comienzo las obras de restauración con el fin de construir una ciudadela moderna, aprovechando las magníficas murallas y torres que aún quedaban en pie cerrandose el recinto -500 m.- con una cortina lisa y en escarpa, se abrieron dos puertas nuevas (la de Ceuta y la de Málaga), se adosaron seis baluartes, también en escarpa y finalmente se construyó un baluarte exterior (el tambor o pastel). Además, en el interior, se edificó un “Cuartel con Pabellones y cisterna capaz de 300 hombres” una nueva Casa del Vigía y almacenes de pólvora y víveres y en el Baluarte de Málaga y proximidades de los de San Antonio y San Amaro. Todos estos edificios (menos el último) se conservan hoy día con su estructura intacta. Al finalizar las obras recibió la Fortaleza un pequeño destacamento de Artilleros, con sus cañones, reformando así a su antigua condición de Ciudadela. De la original construcción, según algunos, romana y bizantina, pero seguro mantenida y completada durante un tiempo por los musulmanes, quedan unos 1025 metros de muralla, con 41 torres de planta semicircular (una de ellas fuera del actual recinto y desmochada) y en la que se adivinan sus antiguas almenas macizadas.

A principios del siglo XIX el rey Fernando VII llevó a cabo una fuerte represión sobre los constitucionalistas, siendo este el origen de la Prisión del Hacho la cual se encontraba entre las de mayor dureza de la que componían el penal de Ceuta donde se encerraba a los incomunicados entre los que se encontraban políticos de ultramar y convictos de la península, condenados a trabajos forzados en las fortificaciones y soldados por delitos militares. A finales del siglo XIX su población penitenciaria era de 734 presos con cinco naves (cuya capacidad real era para 300).

El uso de la fortaleza como presidio tuvo una duración de más de 160 años hasta que fue suprimido en 1910 el Penal de Ceuta, pero la Fortaleza continuo su labor como centro de reclusión de presos militares hasta 1979 año en el que fueron trasladados sus últimos residentes a Cádiz siendo finalmente clausurada en febrero de 1981. Desde ese año, la fortaleza volvió a tener un uso militar como acuartelamiento de unidades de artillería.

INFORMACIÓN

DIRECCIÓN: Carretera del Monte Hacho S.N. - Ceuta
TELÉFONO: 956 51 17 61 / 956 51 90 40
FAX: 956 51 66 52
HORARIO Y ENTRADA: Visita concertada previa autorización del Jefe del Acuartelamiento.
COMO LLEGAR: GOOGLE MAPS